Deportes

Quién era Milagros Lizzola, la niñera despedida por Lautaro Martínez que murió

La familia de la joven le reclama una indemnización al futbolista y a su mujer, Agustina Gandolfo, que era su amiga de la infancia en Mendoza.
La justicia laboral de Italia le dio la razón a la familia de Milagros Lizzola.
La justicia laboral de Italia falló este miércoles a favor de la familia de Milagros Lizzola, la niñera de 27 años que había sido despedida por Lautaro Martínez y Agostina Gandolfo después de ser diagnosticada con una enfermedad.
Lizzola murió en febrero de 2023 por un cáncer que la mantuvo internada en Milán, norte de Italia, a donde se había mudado a vivir y a trabajar como niñera de Nina, la hija de Lautaro Martínez y Agostina Gandolfo.
De hecho, el delantero del Inter de Milán aseguró que él se encargó de pagar los pasajes a familiares de Lizzola para que la fueran a ver a Italia.
Quién era Milagros Lizzola
Lizzola, de 27 años, había nacido en la misma localidad de Mendoza de donde es oriunda Agostina Gandolfo y ambas eran amigas «de toda la vida», como señaló Lautaro Martínez en un posteo de Instagram a propósito de la demanda de la familia de la niñera.
Ya radicados en Italia, Martínez y su mujer contrataron a Lizzola para que fuese la niñera de Nina y la joven se mudó a su casa en Milán. Antes había estado en Mendoza celebrando el «baby shower» de su amiga de la infancia.
La relación laboral duró 11 meses ya que empezó a sentir un dolor abdominal que dio lugar al diagnóstico médico y «no pudo trabajar más porque su enfermedad no se lo permitió», señaló el futbolista.
Milagros Lizzola murió en Italia, a donde se había mudado para ser la niñera de la hija de Agostina Gandolfo y Lautaro Martínez.
La familia de Lizzola le planteó a la Justicia de Italia que partir del diagnóstico la joven quedó desempleada y en un país que no era el suyo, lejos de su familia en Mendoza y sin una entrada de dinero propia.
Milagros siguió instalada en la casa de su amiga de la infancia, pero sólo hasta que fue necesario internarla en un centro médico.
«Asumimos a una persona que ya estaba enferma», expresó por su parte Lautaro Martínez sin dar mayores detalles sobre qué «asumió» la pareja, dando lugar a un territorio confuso donde no es posible determinar si sabían que estaba enferma incluso antes de tomarla como niñera de su hija.
De cualquier modo, la justicia italiana falló este miércoles a favor del clan Lizzola Lembo.

Dejar un comentario